Haciendo un Arco-Rápido

Resignándome un poco al terreno de la corrección política he decidido dejar de lado el otro post que tenía preparado soltando un poco de venenillo… y haciendo caso a la idea que me dieron de traducir de vez en cuando cosas que encontrase interesantes (como había hecho con el post sobre el huscarl) he decidido traducir este artículo cuya versión original puede encontrarse aquí.

——————————————————

Nota: El Arco-Rápido se conoce también a veces como Arco-Haz.
por Christopher Nyerges

Si cazar es una opción, un arco puede ser tu elección como arma. Después de todo, prácticamente todas las culturas han usado el arco en algún momento. Las variaciones del arco largo han sido usadas por todas las culturas durante siglos. ¿Porqué? Porque, a pesar de tener una selección de otras armas a tu disposición, el arco requiere una menor cantidad de esfuerzo colectivo tanto para hacerlo como para aprender a usarlo, y las flechas lanzadas desde uno de ellos puedan ser dirigidas hacia la presa con precisión. Se estableció por si mismo como el arma estándar.

Un día puedes necesitar un arco ahora. Sí, has leído The Traditional Bowyer’s Bible, y sabes sobre elección de madera, secado, dividido, sacar virutas, disminuido gradual, equilibrado de palas… todas las cosas que necesitas para coger un trozo de madera y convertirlo en el artefacto lanza-flechas definitivo. Este proceso puede llevar horas, puede que días, posiblemente semanas para crear un buen arco. Esto presupone la disponibilidad de una madera adecuada. Algunas veces no tienes horas, días, semanas. Necesitas un arco ahora. ¿Entonces qué?

Puede construirse un arco-rápido con aproximadamente 8 -trozos de rama, de aproximadamente el grosor de tu dedo meñique y con unos cinco o seis pies de largo. Ese arco-rápido puede construirse en menos de una hora, asumiendo que todo lo necesario esté disponible con rapidez. Los trozos de rama o ramas usadas pueden estar secas o verdes.

Generalmente, un arco-rápido tendrá menos libras de potencia que un longbow de un tamaño similar. Aún así, el arco-rápido puede construirse en un momentillo y usarse para una pequeña actividad de caza. Por supuesto, todavía necesitarás construir flechas, y necesitarás un montón de ramas.

Detalles de Construcción

Primero, no tengo ni idea de quien inventó este arco. He visto variaciones del mismo realizadas por John McPherson, y arcos similares realizados por maestros en Winter Count. Lo más probable, es algo que la gente de recursos de antaño realizase en un momento para tener algo con lo que cazar hasta que finalizan el arco largo realmente bueno en el que están trabajando.

Decide que longitud de arco quieres construir. Este puede ser dictado por los materiales disponibles donde se está.

Cuando enseño esto a mis estudiantes, vamos a un área donde hay un fuerte crecimiento de sauces y batamote (n. del t. Baccharis glutinosa), y cada estudiante corta aproximadamente siete u ocho ramas.

Todas las ramas deben ser rectas y libres de nudos o ramas laterales. Debe ser todo lo recta que puedas encontrar, con un diámetro que puede ser desde tan delgado como un lápiz a no más grueso que un pulgar.
Comenzamos dejando la rama más larga en el suelo. Asumamos que vas a usar siete ramas. Habrá una de unos cinco pies, y cada una de las otras seis será sucesivamente más corta. Quieres una serie de ramas que serán sucesivamente más corta, de modo que el área de agarre sea la más gruesa- y fuerte, de modo que habrá la mayor flexibilidad al final. Así, por ejemplo, puedes cortar tus siete ramas en las longitudes de 5 cinco pies, 4 pies y medio, 4 pies, 3 pies, 2 pies y un pie.

Recuerda: Esto es solamente un ejemplo. Puedes más o menos de siete ramas, dependiendo del grosor de las ramas disponibles. Pero quieres ramas que sean sucesivamente más pequeñas. Un par de tijeras de poda son de lo más útil aquí.

Una vez que tienes las ramas tumbadas por longitud, busca en ellas bien y elimina cualquier lado de las ramas que pueda ser sobresaliente. Asegúrate entonces que los finales gruesos de cada rama no se encuentran todos juntos en lo alto o abajo de lo que va a ser el arco-rápido. Alterna tantas ramas como sea necesario para que haya una compensación entre el grosor de los extremos superior e inferior.

Después, comienza a atar juntas las ramas. He visto dos formas de hacerlo.

Una forma es simplemente juntar todas las ramas, y atarlas tan juntas como sea posible, envolviendo las ramas muchas veces alrededor de cada punto y realizando nudos para asegurar cada pocas pulgadas. Algunos dicen que esto funciona muy bien.

La otra forma lleva más tiempo. Comienza envolviendo las dos ramas o palos juntos, envolviéndolas de forma entretejida y realizando nudos cada pocas pulgadas. Ata entonces la tercera a las otras dos, y asegúralo de la misma forma. Ata la cuarta rama a los otros tres y asegúralo como antes, y continúa hasta que todo esté seguro.

En ambos métodos, debes asegurarte de atar hasta el final de cada palo de modo que no haya piezas sobresaliendo. Debes acabar con un arco muy apretado y seguro.

Finalmente, añade una cuerda al arco-rápido. Puedes usar cuerda normal de nylon de arco, si la tienes, fibras naturales entretejidas, cordones de zapatos, cuerda de paracaídas, cuerda de atar, o cualquier otra fibra que puedas encontrar. Esto es un arco-rápido realizado cuando necesitas uno, no una reliquia que vas a dejar en herencia a tus nietos. De modo que cualquier cuerda que tengas será la que uses.

Las flechas, por supuesto, son otra cuestión, pero puedes disparar flechas comerciales o hechas en casa con este tipo de arco. Te recomiendo que lo intentes con ambos tipos.

Anuncios

El estilo de combate Huscarl

Estaba preparando un post lleno de vídeos y esas cosas, pero como últimamente he estado meneándola violentamente (la espada, me refiero) he preferido hacer esta otra entrada que está más relacionada con el tema.

El “cuerpo principal” de la entrada es la traducción de un documento que aparece en la página de los Jomsvikings . Lo que hay antes es una explicación somera sobre el sistema de combate “pactado” entre muchos grupos de recreación (sobre todo vikinga) en europa (cualquier error de interpretación sobre como fueron las cosas es error mío)

El sistema llamado “The Fives” fue desarrollado por un grupo ahora desaparecido; pero varios de los fundadores pertenecen a los Jomsvikings.

El sistema tiene dos estilos de combate “Libre” y “Demostrativo”. El libre a su vez tiene dos variantes: el Huscarl y el Buckler (broquel). Como dije antes, el documento que sigue a continuación es traducción de este otro, que se puede encontrar exactamente aquí para quien prefiera leerlo en el idioma albionense.

En el futuro haré alguna traducción más de este estilo, por ahora vamos con: “El estilo de lucha Huscarl“.

EL ESTILO DE LUCHA HUSCARL, por Alban Depper

Esto es una explicación sobre lo que el Huscarl implica, seguido de algún consejo básico de entrenamiento para aquellos que quieran intentarlo.

El estilo de combate Huscarl comenzó a finales del 2000. Este es un sistema de lucha para combate de recreación con armamento de la Era o Medieval. Es una manera para que los combatientes puedan luchar de forma lo más realista posible, usando copias de armas y armaduras originales, SIN herirse el uno al otro. La frase clave es, entonces, realismo combinado con seguridad. En la práctica, esto implica que las armas están por lo general restringidas a hacha, cuchillo y principalmente espada. De todos modos, mucho del trabajo básico se realiza con palos y con palos acolchados.

El Huscarl se pensó en un principio para los recreacionistas Vikingos que usasen el combate de sistema internacional usual. Asumimos entonces que la gente que está practicando el Huscarl tiene ya desarrollados unos sentidos de seguridad y control del arma. Asumimos también que los combatientes tienen armas negras bien equilibradas. El Huscarl ofrece una alternativa más realista que es estilo usual de “deporte” ligero. Como se ha dicho desde el principio, esto no tiene la intención de reemplazar a esos estilos. Es una adición a ellos, para la gente que disfruta de una atención más a fondo en sus habilidades de combate.

Mucha gente no se da cuenta de que el Huscarl NO trata simplemente sobre ampliar las zonas objetivo y pegar más fuerte. Trata sobre comprender como moverse de forma efectiva en un combate armado realista, y sobre la comprensión del uso del arma. Es para gente que quiere saber más sobre habilidades de combate.

Desde que comenzó mucha gente ha probado el Huscarl, y actualmente (a finales del 2003) se practica regularmente por Europa, principalmente en Noruega y Alemania, con algunos grupos de combate en Dinamarca y Holanda que lo usan ocasionalmente. Ya no es utilizado sólo por los recreacionistas, sino que también lo entrenan aquellos interesados en el combate con espada. Interés este que está en continuo crecimiento, y en el que el experimento que es el Huscarl se ha desarrollado.

Así, para definir el estilo,- “realismo combinado con seguridad”- trataremos primero sobre el realismo. Todo el cuerpo es un objetivo válido, aunque la cara suele excluirse. Cuando tratamos con los objetivos, asumimos que los combatientes no portan ningún tipo de armadura –independientemente de que protección porten en ese momento-. Para conseguir un tocado, los golpes deben ser realizados de tal manera que, si se usase la fuerza y el arma estuviese afilada, el golpe consiguiese finalizar el combate. ¿Cómo juzgamos esto? Dado que, desde luego, no somos capaces de encontrar a nadie deseando llevar a cabo experimentos letales con armas afiladas hemos de usar el sentido común. Test de corte, manuscritos medievales y la maestría de artistas marciales experimentados se han mostrado como importantes directrices. Debe usarse el filo del arma. Debe cortarse a través del área objetivo, no sólo tocarlo. Resumiendo, la hoja debe usarse tal como es el arma, en vez simplemente tratar de lograr un punto. Debe ser posible realizar el golpe con fuerza. Esto significa que la mecánica corporal se vuelve importante. La hoja debe también moverse en un arco que le permita cobrar velocidad. O el movimiento del cuerpo detrás del golpe debe ser capaz de imprimirle fuerza de corte.

De todos modos en el Huscarl evitamos el uso puro de la fuerza. Esto me lleva al tema de la seguridad. Queremos combinar realismo con seguridad. De este modo, tiene que haber límites sobre dónde y cómo impactamos. Los golpes deben ser frenados (A veces, de hecho, ni siquiera es necesario impactar con el golpe, más teniendo en cuenta que la cara puede ser considerada objetivo válido). Un corte o golpe lanzado libremente, que no puede ser frenado, puede ser malinterpretado o bloqueado de forma deficiente y acabar donde no debía. El control del arma es necesario para la seguridad. Algo que, aunque obvio, es la marca del guerrero experimentado. Un arma controlada, opuesta a una sin control, está siempre preparada para golpear y proteger. De todos modos, como todavía estamos esforzándonos por alcanzar este nivel de control, cuando actualmente llegamos a un combate, en lugar de simplemente entrenar, debemos portar alguna protección. Para alguna gente esto es simplemente un casco, brazales y guantes. Debe enfatizarse que, hasta que adquiramos un cierto nivel, son recomendables unos guantes MUY buenos. Mucha gente prefiere añadir protecciones a los codos y rodillas, y también alguna otra forma de armadura. Hay un límite a cuanta velocidad y fuerza puede usarse antes de que la lucha se descontrole. Descontrolada implica tanto una mala práctica de combate como falta de seguridad. Así, en el Huscarl, y especialmente cuando llevamos protección armada, debemos mantener la lucha dentro de unos límites controlables.

Regresemos el tema del realismo una vez más. Asumimos que, en una lucha real, la adrenalina y el espíritu de lucha se disparan. Esto significa que debes no sólo derrotar a tu oponente, sino debes evitar cualquier contragolpe por su parte. En otras palabras, debe caer o ser paralizado antes de que pueda golpearte en respuesta. Tomemos esto en cuenta para el Huscarl. Es más fácil explicar este concepto dando ejemplos de fallos evitando el contraataque de tu oponente:

– Tu oponente realiza un corte hacia tu cabeza. Antes de que su golpe realice contacto tú lanzas un corte hacia su muñeca. Pero su golpe continúa impactando en tu cabeza. Asumimos que, en una lucha real, su espada todavía puede tu cabeza, independientemente de que tuviese su mano herida. Con el sistema Huscarl no puedes reclamar que golpeaste primero. Debes bloquear su golpe o salirte de línea. Esto es por lo que el movimiento corporal se vuelve tan importante, al contrario que en el combate de recreación, donde una muerte rápida para instantáneamente la competición.

– Realizas un corte hacia las piernas de tu oponente. Al mismo tiempo te sitúas dentro de la distancia de alcance de su arma, lo cual le permite golpear tu cabeza. No puedes reclamar que golpeaste primero. Asumimos que, en un estado de subida de adrenalina, el podría golpear tu cabeza de todos modos. En el Huscarl entrenamos equilibrio y desplazamientos de forma especial para evitar esto.

– Tu oponente comienza un determinado ataque. Tú lanzas un ataque a su brazo, pero el ángulo de la hoja está inclinado, en lugar de ser directo. Asumimos que no habrás podido herirlo lo suficiente para pararlo, y que él podría continuar su ataque. No contamos cortes o estocadas en mal ángulo. El ataque debe ser verdadero.

ENTRENANDO EN HUSCARL.

Como dije antes, el Huscarl es para gente que disfruta con una mayor profundidad en el estudio de las habilidades de combate. Hay mucho que entrenar y aprender del Huscarl sin necesidad de ponerse una armadura y combatir.

El Huscarl es un sistema de experimentación. De modo que no hay un único y correcto modo de entrenamiento, del mismo modo que no hay un único modo de entrenamiento en combate desarmado. Lo que sigue a continuación son indicaciones para personas que ya tienen esas habilidades básicas, al menos, en nuestro estilo normal de recreacionismo vikingo, pero que no tienen compañeros que tengan experiencia en el Huscarl con los que entrenar. De ahí que no se vaya a entrar en descripción de técnicas o principios, porque ya debes tener alguna comprensión de los mismos. (Se puede ganar mucho en un entrenamiento de Huscarl de fin de semana). Aquí solo se tratan unos cuantos puntos, pero todos son muy importantes. Reflexiona sobre ellos cuidadosamente antes de intentar cualquier cosa.

Notarás unas pocas diferencias importantes entre en el estilo Huscarl y el usual de recreación. Cuando las manos y los brazos se incluyen como objetivos, las distancias cambian. Los objetivos están más cercanos con lo cual se hace necesario mantenerse un poco más alejado. Cuando la cabeza se incluye como objetivo ya no puedes inclinarte hacia delante y hacia abajo durante la lucha. No puedes mantener el escudo de forma estática delante del cuerpo. La posición básica de guardia se vuelve más alta para cubrir la cabeza también. Con éstas nuevas áreas como objetivo la lucha se expande de forma dramática. Dado que los golpes ligeros con el último centímetro de la hoja no cuentan, la táctica de “golpe-rápido, fin-de-partida” no cuenta. No sólo debes hacer contacto con el cuerpo de tu oponente y después tirar de la espada hacia atrás como si fuese un látigo; debes cortar a través de él también. De este modo el fluir del movimiento en el combate se vuelve mucho más importante.

Este fluir lo que convierte la práctica del Huscarl en un placer.

También debes prestar especial atención al movimiento y a tu postura base. Ahora, más que nunca, si tus movimientos básicos son débiles, te traicionarán. Sin una buena postura no puedes realizar un golpe fuerte (recuerda –esto no es lo mismo que “pesado”, sino uno que pueda ser “pesado”) (nota del traductor: en el original diferencian entre strong (fuerte) y heavy (pesado). No puedes bloquear o desviar un golpe fuerte. Lo más importante de todo, de ese modo no puedes mantener el fluir del movimiento, en el que siempre estás listo para atacar, sin perder el equilibrio. Recuerda, la lucha no acaba en el momento en que tu arma entra en contacto con tu oponente. Así, se revela esencial una gran cantidad de trabajo de desplazamientos.

Para comprender que es lo que convierte a un golpe en efectivo –o un “buen golpe”- necesitas practicar realizándolos. Deja tus armas de lado y entrena con un par de palos. Un compañero golpea y el otro ofrece su palo como objetivo. Golpea a plena potencia. Experimenta la sensación de realizar un golpe poderoso. Recuerda que el palo representa a una hoja, de modo que no olvides el movimiento de corte. Date que cuenta de la diferencia de potencia potencia que se genera con el golpe de muñeca, tan usado en el combate de recreación, y el que viene del brazo, hombro y cuerpo (hay muchas formas de potenciar un corte o una estocada sin un movimiento excesivo del arma para que coja velocidad. Es difícil de explicar en papel y debe ser estudiado en una sesión de entrenamiento de Huscarl). Ahora viene la cuestión importante. Practica lanzando una serie de golpes fuertes, no sólo golpes aislados. Tu compañero puede sostener 2 palos como objetivos, alternando las posiciones de lado a lado, pero también hacia atrás y hacia delante. Debes aprender a moverte sin dudar de un golpe devastador a otro, usando el poder de tu cuerpo para mantener el equilibrio y controlar la distancia. Necesitas usar esos mismos movimientos cuando entrenas el Huscarl, pero reteniendo el golpe antes del punto de impacto.

Con muchos de los ejercicios de entrenamiento de Huscarl, y con el combate de entrenamiento en si mismo, es suficiente lanzar solamente medios golpes. Esto es, un golpe que pare a unos 30 cm de distancia del objetivo. El poder está aquí en el movimiento del cuerpo, como cuando entrenas con los palos. No necesitas golpear.

Como ves, no necesitas equipamiento de protección para comenzar a entrenar Huscarl.

Cuando practiques ejercicios técnicos, comienza lentamente al principio. Usa los palos y los medios golpes. Si no hay contacto de armas, no hay armadura. Enfoca tu atención en los movimientos en lugar de distraerte con las últimas partes del ataque. Ve incrementando hasta la velocidad total y llevando protección, pero concéntrate en mantener el movimiento correcto. Sólo entonces pasa a las armas de acero. Cuando el atacante trate de impactar en ti, ¿funciona la técnica igualmente?

Cuando llegues a la lucha, lo que no tienes que hacer es únicamente ponerte protección extra y comenzar a golpear más fuerte. Este es el peor enemigo del Huscarl. Tendrás un subidón de adrenalina, pero también estarás muy tenso, y esto difícilmente mejorará tu técnica. DEBES LUCHAR A VELOCIDAD MEDIA. Concéntrate en los movimientos del cuerpo y en la forma de tus ataques en lugar de en la velocidad. ¿Son tus desplazamientos efectivos? Un ataque fallido no debe dejarte expuesto. Ambos compañeros deben concentrarse en mantener la velocidad restringida y un fluir relajado de los movimientos. Reconoce los impactos, pero NO INTERRUMPAS EL FLUIR PARÁNDOTE. La clave es relajación. La tensión trabaja contra este fluir el proceso de aprendizaje. El mejor modo de hacer este ejercicio es sin dejar impactar el golpe. Esto ayuda a la concentración en el movimiento y la distancia en lugar de en el “éxito” un ataque. Si no llevas protección en absoluto y solo realizas medios golpes, entonces nunca necesitarás acercarte para entrar en contacto, lo que también ayuda a mantener la atención lejos de este “éxito-distracción” y a enfocarte en el movimiento. ¡Es mucho más importante hacer el ejercicio de esta manera que realizando contacto con el arma! Puede aprenderse tanto de esta forma de combate de entrenamiento que alguna gente prefiere mantenerse en este estilo y no se preocupan en ponerse armadura y usar la velocidad plena.

Si decides combatir a velocidad plena, evita los golpes enérgicos, a no ser que lleves una buena protección en la mano. Incluso aunque quieras frenar el golpe antes del punto de impacto pueden ocurrir errores. Del mismo modo evita los cortes horizontales –son fáciles de desviar y difíciles de controlar.
Nunca palmees o realices golpes rápidos con la muñeca. Es un uso ineficaz de la hoja. Corta a través del área objetivo. Si notas que en la lucha se está desarrollando demasiada atención a los pequeños cortes en la mano retira las manos como objetivo válido durante un rato. Combatir a velocidad plena, con todo como área objetivo es estresante, al menos al principio. Esto es parte del experimento con el realismo. Debes aprender a tratar con la presión. El desafío más grande es no tensarse y reaccionar de forma forzada. Un guerrero experimentado permanecerá calmado y mantendrá sus movimientos tan precisos como durante los ejercicios de entrenamiento. Golpear duro y alocadamente es parte de una reacción de pánico (una palabra de advertencia sobre seguridad: no te inclines hacia atrás para evitar golpes hacia la cabeza. Lo más probable es que consigas que la punta del arma te dé en la barbilla cuando falle en tu casco y siga hacia abajo. No te preocupes, pronto te acostumbrarás a los golpes al casco).

Puedes escoger comenzar a combatir sin la cabeza como área objetivo válido. Esto ayuda a rebajar la tensión y a desarrollar las habilidades de movimiento vitales antes de pasar a las área objetivo totalmente extendida. Mucha gente hace esto independientemente del sistema Huscarl, pero usa exactamente los mismos principios. Es el llamado estilo Buckler (nota del traductor: “buckler” se traduce como “broquel”, pero dado que es el nombre del estilo he preferido dejarlo en la forma original) y se desarrolló por primera vez en Noruega y Suiza.

Estos son solo unas pocas cuestiones, pero hay mucho en ellas. Préstales una atención especial.

Desde su concepción en el año 2000, el Huscarl ha estado cambiando, del mismo modo que los que lo practicamos aprendemos más. Más que cualquier otra cosa, el Huscarl es un experimento. No hay ninguna definición definitiva del estilo Huscarl. No hay una autoridad central. El Huscarl se desarrolla de acuerdo con la experiencia de los que lo practican. No hay una única forma de entrenamiento, no hay “una verdad”. En lugar de eso estamos aprendiendo, hay muchas formas diferentes de alcanzar el mismo objetivo. Esto es, realismo, efectividad y combate seguro con armas históricas.

Alban Depper.

(Estoy en deuda conRoland Warzecha, Christoffer Cold y Anders Halseth por sus esenciales consejos mientras escribía este artículo. Es más, sin ellos, el Huscarl no se hubiese desarrollado como lo ha hecho).