Objetivo: Hastings (I)

Pues sí, nos hemos propuesto ir a la Recreación de la Batalla de Hastings. No este año, que nos cuadra muy cerca, pero todo llegará…

La cuestión es, para el que no lo sepa, que es una Recreación-Recreación, con estrictos controles donde se mira no ya que las armas sean como las de esa época, sino también cosas del estilo como que suela tiene tu calzado. Y me parece bien. Las cosas de hacerlas, hacerlas bien.

Pues eso. Puestos al tema lo ideal es ir informándose y comprando y/o fabricando (como mínimo el escudo y los zapatos van a ser “made in hechos en casa”) el equipo adecuado, de modo que siguiendo el patrón puesto hace algunos días para recabar información vamos a ver que podemos hacer (versión resumida, claro):

Primera Fase: La búsqueda en internet:

Como ya había vaticinado, aparte de otros enlaces la wikipedia tiene algo al respecto:

Vale, de ahí ya sacamos algo, pero también sería interesante ver que nos proporcionan:

Bueno, no se puede negar que de aquí hemos sacado bastante información. Además, enviando un correo electrónico a los de English Heritage me han enviado unos panfletos y cuadernillos a mi casa totalmente gratis (donde hay dinero se nota).

 La búsqueda en internet también nos remite al Clan del Cuervo, que ya han estado allí. Aunque es tentador decir “De pila master, pues les pregunto todo a ellos y listo”, en nuestro caso “Is going to be that not” (que decía el anuncio). Creo que la experiencia es mucho más enriquecedora culturalmente si primero busca uno mismo todo lo posible, experimenta, se confunde y vuelve a retomarlo que si se lo dan todo mascado.

Sin embargo que se preparen, porque cuando tenga dudas irresolubles intentaré usar sus conocimientos si tienen a bien compartirlos 🙂

Segunda Fase: Libros:

Mi primera reacción es acudir al libro gordo de petete de la historia medieval que usábamos en la carrera, es decir, este: 

Título: Historia Universal: Volumen II (Edad Media)
Autor: Miguel A. Ladero Quesada
Editorial: Vicens Vivens

El libro de marras, aunque estudiarlo para exámenes es un coñazo, como lectura parcial es interesante. Sin embargo aquí no nos ayuda en muchas cosas (en alguna sí)  porque trata más sobre la sociedad, aspectos de la misma, factores en su desarrollo, etc. La bibliografía reseñada está casi toda en francés, y como ese idioma no está entre los que leo con facilidad, pues otra vez “is going to be that not”.

Mi segunda reacción es acudir a Osprey, que suelen tener cosas interesantes , y claro, tienen algo al respecto, tanto directamente como indirectamente:

Del primero ya hay una versión revisada y yo tengo la antigua, la de las portadas blancas de simpre de Osprey. Tal que esta que justo debajo pongo: 

hastings-1066.jpg

  Pero bueno, tampoco se puede tener todo, de modo que me lo abro y me dedico a extraer una primera impresión y a recopilar una primera información sobre armas y armaduras. El libro trae unas descripciones bastante útiles para nuestros fines recreacionistas. Coloco aquí unos extractos traducidos a toda prisa (con lo cual habrá bastantes frases en pasiva y alguna pequeña incoherencia gramatical) ya que me parece de interés y a alguien puede valerle en el futuro:

NORMANDOS++

La principal vestimenta defensiva portada sobre la túnica era la cota de malla, llamada “hauberk”. La malla consistía en cientos de aros de hierro entrelazados y riveteados. Muchas cotas llegaban a la rodilla, con los faldones abiertos en el frente y la parte trasera para facilitar el cabalgar, y con mangas hasta los codos. Algunas se extendían para formar una capucha de malla.

Unos pocos hauberks parecen según evidencias pictóricas haber sido realizados con escamas de metal, cuerno o cuero sujeto a una vestimenta por debajo. Los hauberks de tela acolchada también pudieron usarse, o incluso un poco de cuero curtido, aunque la información es extremádamente escasa. Cotas acolchadas similares pudieron ser llevadas bajo la malla para absorver los golpes, dado que los enlaces de metal eran flexibles, pero de nuevo las evidencias más tempranas de tales defensas son del siglo XII.
Algunos Normandos, sobre todo el Duque William, se sabe que llevaban mangas de malla que se metían bajo la manga del hauberk. Del mismo modo, ocasionalmente se muestran perneras de malla. Se vestían zapatos de cuero ordinario, los hombres de caballería portaban espuelas de hierro terminadas en pequeñas puntas. El casco tenía forma cónica, usualmente con una guardia nasal que a veces se reforzaba con bandas… los cascos estaban atados bajo la barbilla para prevenir su pérdida en batalla.
Muchos guerreros usaban escudo. Algunos hombres de infantería llevaban un escudo circular de madera, a menudo con cuero por delante y a veces también detrás. Un umbo de acero riveteado al centro de la superficie cubría el agujero a través del cual la mano sujetaba el escudo por unan tira de hierro riveteada dentro. Muchos probablemente tenían una segunda cinta de cuerpo para asegurar el antebrazo, mientras que una cinta “guige” que permitía que el escudo se llevase a la espalda o colgarlo. Los bordes podían estar protegidas por bandas de metal o cuero aplicadas a ellos o incluso madera pintada. También, mucha caballería y mucha infantería llevaban ahora el escudo con forma de cometa con la zona superior redondeada, que se estrecha hasta una punta en la zona inferior. Se decía que era ideal para el hombre de caballería porque su perfil largo protegía aljenete y podía sostenerse horizontalmente para proteger el flanco del caballo. Todos los normando en el Tapiz (el de Bayeaux) llevan ese tipo de escudo. Los frontales del escudo llevaban diseños de dragones, leones y cruces de varias formas aunque la heráldica no estaba desarrollada en esta fecha, este hecho se demuestra porque Guillermo es retratado portando distintos diseños en su escudo. Los “enarmes” o cintas de sujección tomaban varias formas, la más habitual un cuadrado de cintas para el antebrazo y la mano (posiblemente con un acolchado para proteger el brazo contra los golpes); también podían tener una cinta “guige”. Algunos llevaban un umbo riveteado en el frente pero solo servían como decoración.
El arma favorita del guerrero era la espada recta, de doble filo cortante, que era altamente estimada. El otro arma principal del caballero era la lanza, un simple asta de fresno de aproximádamente 8 piés (nota: un pie = 30 cm aprox., lo cual nos deja en poco menos de 2 metros y medio) con una punta con forma de hoja o de forma triangular de hierro. Podía lanzarse como una jabalina, usada para empalar “overarm” (estilo de lucha normando con la lanza que implicaba luchar con ella cogida en alto, apuntada hacia delante como para lanzarla) o sujeta (“couched”) bajo el brazo derecho y nivelado contra el enemigo, para llevar toda la fuerza del caballo y el jinete a la punta de hierro. Cuando se usaba en una carga planificada, los jinetes rodilla con rodilla, tal choque era extremádamente efectivo. Anna Comneza, la princesa Bizantina que vio a los caballeros del oeste durante la Primera Cruzada, dijo que la carga de los caballeros podría haber abierto un agujero en las murallas de Babilonia. De todos modos, la lanza era relativamente nueva en este momento; además el terreno de Hastings era desfavorable y los caballeros se enfrentaron a una sólida falange a pie. La evidencia sugiere que en 1066 los caballeros cargaron en grupos, cada grupo siguiendo el “gonfanon” o pendón en la lanza de su señor feudal. Jabalinas delgadas y lanzas para empalar de hoja más ancha eran llevadas por la infantería.

Algunos caballeros llevaban una maza. Se muestran tres tipos en el Tapiz.  Uno parece tener una cabeza de hierro en el estilo de las mazas tardías. Otras, portadas por ingleses que huían, tenían cabezas redondas como las cabezas de metal de los ejemplos supervivientes del s. XII. Eran pequeñas pero capaces de romper huesos incluso a través de malla flexible. El tercer tipo es portado por el Duque Guillermo y Odo es un rudo “baculum” o bastón de mando, haciéndolo fácilmente distinguible de la maza ordinaria…
Los arqueros del Tapiz van todos sin armadura excepto una figura que lleva malla. Parece a la luz de los recientes descubrimientos que el arma en uso era un arco de madera largo (lo denomina “selfbow”), usualmente de 5.5 o 6 pies de largo. Podría ser distinto del longbow -cuyo poder los Normandos sintieron cuando se aventuraron en Gales en el siglo siguiente- tienen menos libras de potencia o ser disparados a una distancia más corta, quizás al pecho. La distancia efectiva contra un oponente con malla podría ser de unas 100 yardas (nota: 1 yarda=91.44 cm, poco menos de un metro). Un arquero que se muestra cazando Ingleses después de la batalla podría estar cabalgando un caballo capturado, aunque sus espuelas sugieren que que podría ser un arquero montdo que estaría usando un caballo como transporte.
Aunque no se muestra en el Tapiz, Guillermo de Poitiers asegura que Guillermo también usó ballesteros. Las flechas cortas de cabeza cuadrada se mencionan específicamente en el “Carmen de Hastingae Proelio”, que se cree que data de entre 1067 y 1075, aunque algunos mantienen que es un poema del s.XII. Aparentemente los ballesteros tendrían la misma apariencia que los arqueros salvo que que cada uno portaba una ballesa con arco de madera y caña de madera. Probablemente un poco más poderosa que el “selfbow”, la ballesta de este tipo podía ser cargada sujetando el arco contra los pies y tirando de la cuerda con la mano. Dardos más cortos de madera con cabezas de hierro y plumas de pergamino eran llevado en  carcajs de cinturón. Los honderos también participaban. Sin armadura, estos hombres cargaban una bolsa abdominal llevando el “tirachinas” con un rango efectivo de hasta 30 yardas (unos 28 metros). Podían ser letales a corto alcance, un golpe contra una cara desprotegida podría matar o mutilar.

EL EJÉRCITO INGLÉS++

En armadura y armamento el ejército inglés fue muy similar en muchos aspectos al de los Normandos. Los “housecarls” y los “thegns” estaban equipados con hauberks comparables a los que llamaban “byrnies”.

El Tapiz muestra tanto escudos de cometa como escudos redondos (unos pocos de estos últimos posiblemente de forma oval) en manos de los Ingleses.

La diferencia principal entre el armamento Inglés y el Normando reside en que los Ingleses usan el hacha. En el Tapiz se muestran dos clases de hachas de combate. La primera es el hacha Danesa, con un borde cortante de sobre 4 pulgadas (nota: 1 pulgada=2.54 cm), montada en un mango ligero que podía ser balanceado con una mano. El hacha más popular, sin embargo, fue el hacha ancha. Esta tenía un borde cortante de 10 pulgadas (sobre 25 cm) o más; estaba montada en un mango grueso de aproximádamente tres pies de largo (unos 90 cm) y era más efectiva cuando se manejaba con ambas manos.
Hubo pocos arqueros entre las filas inglesas; se ve una figura solitaria en el Tapiz. Como resultado, las flechas no se dispararon en cantidad y así hubo pocos astiles perddos de los Normandos para reutilizar. Hay evidencias muy escasas de que las ballestas hubiesen llegado a Inglaterra. Los honderos fueron probablemente más numerosos entre las filas de los fyrdmen.

Desconozco si estoy violando alguna ley por poner esta medio traducción de unos párrafos, si Osprey o sus representantes legales quieren que la quite no tienen más que decírmelo.

En la siguiente entrada de esta serie hablaré sobre lo que dice al respecto en el de “Saxon, Viking and Norman” y ya sacaré un esquema de mis conclusiones hasta ese momento.

Por ahora, como decía el sabio atocinado: “Eso es todo amigos”.

Anuncios