Entrevistas (y III): Recreamedievo

En esta entrevista nos deplazamos hasta el mundo de la Recreación para “hablar” con dos de los moderadores de la lista “Recreamedievo“, Guacimar y J.L. Castillo que amablemente han aceptado responder a las preguntas que les he enviado.

Recreamedievo es el la actualidad la lista sobre Recración con más vitalidad en España y en ella hay disponible para ser compartida una cantidad de información realmente asombrosa (ropa, construcción de flechas, creación de accesorios…). Si tienes dudas o si quieres iniciarte en el mundo de la Recreación ahí tienes un gran punto de partida.

Indicar que quien aquí da sus opiniones son las personas no la lista, por este motivo las opiniones es lógico que puedan no coincidir… como se suele decir “en la variedad está el gusto”. Para mayor comodidad he dispuesto la “entrevista” con el siguiente formato:

Pregunta de Ferro Veritas
Respuesta de Guaciamar
Respuesta de J.L. Castillo

Ferro Veritas.- Recreamedievo es, hoy por hoy, con diferencia la lista más activa de recreación en España, sin embargo, como dicen en los trailers de las películas… “toda historia tiene un comienzo”; con respecto a la creación de la lista hay tres preguntas básicas ¿cuando?, ¿cómo?, ¿porqué?

Guacimar.- Cuándo: el 26 de febrero del 2004, exactamente. Cómo: cayendo de golpe un buen montón de gente que ya nos conocíamos y teníamos mucho en común. Por qué: básicamente somos una escisión de Historiaviva. Sentíamos que queríamos “hacer prácticas” en el mundo real, ir a mercadillos, a eventos, organizarlos, y luego contarlo. No quedarnos en la teoría e investigación del buen recreador (en ese sentido Historiaviva es magnífica), si no charlar también de nuestras cosas, de quedar para unas cañas, de hacer crítica sobre eventos de recreación reales y públicos.

J.L.Castillo- El foro Recreamedievo se creo el 26 de febrero del 2004.
En el año 2002 y 2003 muchos grupos y gentes muy variadas entramos en el mundo de la recreación y nos empezamos a interesar por este mundo. Se crearon las primeras concentraciones mayoritarias. Comenzamos también a contactar con foros medievales y de istoria, en esa época había pocos.
Después de una concentración en las Bodas de Isabel de Segura en Teruel, en uno de esos oros se comento como nos había ido por Teruel y allí se nos colgó el cartel de los fiesteros.
Con lo que decidimos que ese no era un buen sitio para nosotros y creamos un nuevo foro al que llamamos: Recreamedievo.

En lo que al aspecto humano se refiere y teniendo en cuenta la variedad de gente que por allí se mueve ¿es complicado mantener el equilibrio a la hora de la moderación? ¿hay muchas tentaciones de pasarse “al lado oscuro” de la moderación?

Uuuh, no creo. Joseluis como administrador es el que a veces se pone “tenso”, pero como es bellísima persona, pues no le sale muy bien. Y yo francamente disfruto con el malabarismo de conjuntar toda esa variedad de gente, como bien dices. El verdadero filósofo, el que calma las aguas como nadie, es Antonio. Pero tiene que estar la cosa muy chunga para que baje de su Canfranc…

Pues la verdad es que si. Quizás por eso en Recreamedievo somos actualmente tres moderadores en activo. Este tipo de gestión con varios administradores se pensó cuando se creo en su día el foro para evitar que fuera dirigido o gestionado por una persona única, que puede tener un criterio que a veces puede estar equivocado en algún aspecto y no ser justo. Comenzamos intentando que hubiera un administrador de cada gremio o parcela de la recreación, hombres de armas, gente civil, arqueros etc. En estos años algunos han se han ido, otros han sido cesados, otros han rechazado el puesto, etc. De esta forma en situaciones problemáticas siempre alguno mantiene la cabeza más fría y se logra en cierta medida ser más imparciales.

Desde una determinada visión la lista tiene un cierto punto de “mercado”, y no lo digo en el mal sentido sino que es una especie de mercado en el que se da un paseo virtual por os puestos (virtuales) de grandes artesanos y gente que realiza grandes esfuerzos para ecrear aspectos de lo más variados (todavía tengo en la memoria una cuestión sobre yescas). ¿Realmente funciona el intercambio con una cierta fluidez o es una percepción mía? ¿esos “tratos” son algo que se favorece o son algo que está ahí y hay que aguantar?

Nonono, nada de aguantar. Partamos de la base de que los tres moderadores somos artesanos, además de investigadores: era absolutamente natural que los trueques se abrieran paso y se favorecieran. Muchas veces la gente es muy discreta, y hace sus trueques en privado, cosa que yo, personalmente, lamento. Me gusta la vidilla que dan los tratos, más histórico no se puede.

En cierta medida así es y cada vez más hay más gente de todos los gremios, aficiones y con conocimientos altos que se acercan y conviven con nosotros ayudándonos y ayudándose ellos también, ya que el intercambio es mutuo, además se esta abriendo más el abanico de grupos y personas con distintas actividades y con distintos niveles en la recreación.
Se comparten más experiencias, como la de la yesca y el fuego que comentas.
Eso en cierta medida nos da ese aspecto de plaza de mercado medieval donde conviven muchas personas que comentas sus experiencias y “el como se hizo” por decirlo así.
En cuanto al intercambio de información y cooperación suele funcionar, lo que pasa que se tiende a que los temas sean cíclicos y se repitan. Cuando alguien entra nuevo quiere descubrir todo y pregunta quizás lo que hace un mes ya se ha explicado sobre vestuario, armamento, etc.

Quizás dentro de poco ya funcione bien una zona de archivos con los temas básicos para la iniciación y donde encontrar esa información que se necesita en cada nivel en el que nos ncontremos.
A veces grupos o gente con nivel muy alto se pueden apurrir pero creo que se lleva bien y guantan. Al fin y al cabo todos empezamos un día.

Pasado, presente y futuro… Desde el punto de vista actual y mirando hacia el pasado, cual creéis que fue el detonante (o los detonantes) para el crecimiento del recreacionismo en España?

Respecto a esto yo soy muy poco romántica, nada de un interés repentino por la historia… el auge lo dió El Señor de los Anillos. Ya de antes estábamos en esto, pero el subidón fue la peli.

Bajo mi punto de vista, la entrada de otros aspectos también muy importantes como: la diversión sana, el compañerismo y las relaciones entre grupos y gentes de distintos lugares y edades que hace que solo te veas en esas actividades tres o cuatro veces al año.
Por mucha afición que tengas a un tema, si te encierras en tu grupo de amigos o gente local con la que trabajas llega un momento que tu circulo se cierra.
También hay otros detonantes como la proliferación de eventos o ferias medievales que hace que mucha gente se acerque interesada, aunque esto creo que pronto se acabará.

Pasado, presente y futuro… El recreacionismo español de hoy en día tiene un auge nnegable, quizás no tremendamente mediático, pero si comienza a darse a conocer de forma importante, ¿qué nivel hay?. Lo digo porque se ven muchas espadas, muchas cotas de malla pero hay aspectos que conforman una recreación como la historicidad de la ropa, los tejidos, cuestiones dentro de los campamentos que quizás son menos llamativos para el gran público pero que forman parte de una buena recreación… ¿cómo estamos en ese aspecto?¿tendemos a sobrecargarnos de acero y olvidar el resto?

Sí. Para qué vamos a decir otra cosa. Fíjate en esto que te comento del Señor de los Anillos: la gente estaba convencida de que para ir de campesino medieval había que vestirse de hobbit. Los esfuerzos por desterrar esta idea, no te los imaginas. Respecto al nivel del recreacionismo, la Hermandad del Acero verdaderamente va boyante. Los recreadores se corrigen unos a otros, intercambian direcciones de fabricantes y vendedores, cuando no se atreven con fabricaciones propias. Tenemos al mejor mallero probablemente del mundo: Julio Junco. Jose Luis se está haciendo una fama a regañadientes (le falta tiempo) con sus cuchillos y su arquería. Y más gente que olvido. Pero efectivamente se echan de menos esos grupos de vida cotidiana holandeses, alemanes e italianos, que son verdaderos museos vivos.

Me parece que el propio recreador deja de lado el aspecto de la ropa. La salida fácil es uniformarse en el proveedor recomendado, y no se disfruta por el detalle personal. Pena. Bueno, con el tiempo.

El nivel lo da por decirlo así la edad que tiene actualmente el recreacionismo español.
Que es todavía poca, se ha pasado de los pañales y del virtuoso recreacionismo de salón. A os campamentos organizados en eventos ya de gran calidad, pero eso conlleva grandes costes de trabajo, organización y económicos, que es difícil de conseguir.
En cuanto al movimiento militar de las concentraciones hay que tener en cuenta que al principio es lo que a todos nos llama, quien no ha querido ser caballero de brillante armadura y dama por no decir princesa. Es difícil asimilar otros papeles y eso se hace con el tiempo. También la tendencia es común a todos por ser más puro en telas, vestuario y equipos en general más sencillos acorde a siglos etc. Como bien dices es menos vistoso para el publico pero más gratificante para el que participa.
Con el tiempo desaparecerán tantos hierros y espadas para pasar a sencillos cuchillos, las cotas se quedarán en sus cajas y veremos algo más de cuero más pobre y sencillo.
Todo llegará.

Pasado, presente y futuro…, obviamente ahora le toca al futuro. ¿Cómo se distingue el uturo, avanzamos por buen camino o se vislumbran un buen crecimiento pero con mucho grupo más de “fantasía medieval” que otra cosa como se puede ver en internet que ha ocurrido al otro lado del océano?

La diferencia con ultramar está clarísima, y la gente disfruta con ella. Estar en Europa se tiene que notar. Probablemente sea una exageración mía, pero afirmo que mi tatarabuela era medieval, y seguro que algo queda. Y respecto a la fantasía, bueno, siempre tendrá su lugar, pero la Historia es tan interesante, hasta para “tirársela a la cabeza”… Pocas cosas hay tan apasionantes como investigar en la propia historia, rebuscar entre los hechos famosos y llegar al fondo de la gente. Espero que la recreación vaya por ahí.

Yo creo que el futuro es bueno, desaparecerán muchas ferias y mercados de todo a cien, dará lugar a eventos o concentraciones no tan fantásticas y más reservadas, más reales. Que luego darán lugar a contados eventos de más nivel, en los que se empareje el lado militar y el civil, en los que se reconstruya un autentico campamento militar con las diversas gentes civiles que los seguían a las tropas en los desplazamientos hacia una batalla, surgirán las plazas de un gran mercado, más reales como las ferias que congregaban a las gentes con sus artesanos, vendedores y donde las tropas medirán sus entrenamiento y destreza en un rincón.
Y también las grandes reconstrucciones de batallas de nuestra historia medieval.

No voy a colocar a nadie en el brete de decir “ésta es la mejor”, ¿pero podríais decirme cinco citas recreacionistas españolas que un recién llegado a esto no debería perderse (y a ser posible porqué)?

Mi favorita es Ciutadilla (primero de mayo). Porque no va volcada al público, si no a nosotros. Porque es divertida, salvaje, polvorienta, y es un muestrario de lo que hacemos.
La segunda es Teruel (mediados de febrero). Porque es en invierno y se luce la lana, las capas, los pellejos… Porque es enormemente probable que con motivo de una boda, aquel cruce de caminos que era Teruel se llenara hasta los topes. Y se llena.
La tercera es Maderuelo (finales de agosto). Intenta ser la más rigorista, aunque debe luchar contra propios y extraños para mantener su nivel. Ójala tuviera las facilidades de Hastings, porque las condiciones casi se dan. Eso sí, exclusiva para el Acero.
Para mí no hay cuarta y quinta. Hay fiestas por ahí más o menos históricas, pero no se ciñen a lo que es recreación.

Difícil me lo pones, además no conozco todas, solo las que están cerca de mi zona.
Pero te citaría y seguro que me dejo muchas:
Por espectacular y ser la primera del año en la que salimos de la hibernación: Teruel, las Bodas de Isabel de Segura.
Después como participativas: Ciutadilla por ser la mayor concentración de grupos de reconstrucción medieval conseguir cuatro o cinco grupos de arqueros medievales es un lujo hoy en día.
Por calidad y nivel Maderuelo. Aunque ya empiezan a despuntar algunas otras Y luego por ganas y entusiasmo en avanzar y mejorar año tras año hay muchas: Daroca, Caspe, las justas medievales de San Jorge de Zaragoza y creo que me dejo muchas más como ya he dicho.

Aparte de la cuestión del apoyo institucional, ¿que más haría falta para que en España hubiese grandes eventos recreacionistas como Hastings?

Disciplina. Aquí cuesta muchísimo que la gente acepte normas o reglas. “A mí nadie me viene a decir lo que tengo que hacer” es lo que deberían ponerse en los escudos los chalados de la heráldica. Ya una cosita pequeña como es Maderuelo cuesta un triunfo sacarla adelante… Y es por la falta de disciplina hasta de los propios organizadores.

Mucha organización y tener las ideas muy claras, para saber decir a cualquiera tu no entras y eso es difícil y quizás no por que su atuendo no sea al 100% de época o lleve gafas que quizás se quitaría en el simulacro de la batalla.
Si no por que tu armamento no es el adecuado y es peligroso, no tienes el nivel adecuado para participar en la batalla por que no sabes manejar esas armas, no participas por que en ese momento no estas en condiciones de participar quizás por que la noche anterior ha sido muy alegre.
El presupuesto es importante pero también la organización y la experiencia en participar en estos eventos quizás lo es más.

En el Reino Unido ha salido no hace mucho una ley para regular la tenencia de espadas (entre otras cosas), en mi opinión aquí en España lo único que falta para que salga algo parecido es un incidente que cause un cierto revuelo… desde vuestro punto de vista ¿cómo afectaría dicha regulación al recreacionismo en España?

En ese sentido la gente es encantadora. Ese tipo de cosas, esa normativa, se acepta sin rechistar, “y nosotros los primeros” (otro lema, jeje) Esto en lo que se refiere a los recreadores. Respecto al público… Señor, si les encanta el morbo… subiría como la
espuma.

Es mejor que no exista ese accidente que comentas, pero sería una criba y muy adecuada, caballeros del rey Arturo con espadas para turistas sobran. Gente que sepa lo que es una espada aunque sea un arma negra, falta. De todas formas casi siempre la legislación no es muy coherente así como la gente que marca las normas de esa regulación. Quizás esa normativa no seria buena para nadie tampoco.

Enlazando con esto… creo recordar que hace algún tiempo un grupo de recreación obtuvo “permiso” para emitir sus propias licencias para tenencia de arco, ¿sería posible una futura autoregulación en el futuro para ese tipo de cosas?

Desde fuera suena espantoso, no sé que opinará Joseluis. Que la normativa para las licencias se trabaje entre todos lo veo bien, pero que cada cual se autorregule, no. Hay mucha chusmilla y mucho “aprovechao” que, con tal de dar espectáculo… vamos, ni pensarlo.

El arco en España esta considerado como un arma de caza o un arma deportiva, por lo que es necesaria su correspondiente licencia de armas. Si es como arma deportiva tu tarjeta de armas es la licencia federativa. Para conseguirla hace falta realizar un cursillo lo que implica que cuando la consigues tienes una noción del arma que llevas en tus manos, que se debe de hacer y que no. Que luego lo hagas es otra cosa, esa licencia implica un seguro que quizás para eventos medievales o de recreación no fuera muy efectivo pero esta y una renovación anual de esa licencia.
Esto no implica que sea la panacea universal y la solución de todos los problemas, más del 60% de los arqueros que participan en eventos de recreación no están federados y muchos ni si quiera han sido formados en el manejo de esta arma, ya que la adquisición de un arco es fácil.
La asociación que comentas es Arqueros Medievales ( www.arcomedievo.net ) a la que pertenezco. Nosotros entramos en recreación después de practicar el tiro con arco como deporte. Creamos una asociación socio cultural y fuimos reconocidos por la RFETA (Real Federación Española de Tiro con Arco) y podemos gestionarnos las licencias ante la federación como si fuéramos un club deportivo. Pero cualquier aspirante a arquero en nuestra asociación debe cumplir los requisitos de formación, como si accediera al tiro con arco en un club deportivo para conseguir su licencia.
Personalmente creo que todo el mundo que maneje un arma: espada, lanza o cualquier otro arma empleada en la reconstrucción, debería saber y conocer en cierta medida las consecuencias de su uso y lo que puede hacer con esa arma. En la reconstrucción napoleónica por ejemplo los miembros que participan tienen que tener licencia de armas, para la utilización de sus fusiles. En el tiro con arco igual.

Decían en la serie de “Kung-Fu” que cada uno es una unión de lo que realmente es, lo que creé que es y lo que los demás creen que es. En Recreación lo que cada uno cree que es es cosa de cada uno, pero ¿cómo se ve la Recreación actualmente desde el exterior? ¿hay un esfuerzo de seriedad por parte de los grupos recreacionistas o se tiende a simplemente “dar
el pego”?

Uuuh, no, eso está muy vigilado, al menos internamente. Yo misma tengo que admitir que vengo del teatro, y mi tendencia natural a “dar el pego” me ha costado dios y ayuda desterrarla. Tanto es así que, en el rodaje de un corto recientemente dije a la chica de los efectos: “Gracias, maja, me he traído la roña de casa” y me negué a que me pringara de azúcar y carbón (¡aunque el azúcar y el carbón sean históricos!) Respecto a cómo se ve desde fuera… deficiente todavía. Como personalmente no encuentro mucho espacio donde recrear, y voy a los eventos casi siempre como público, tengo que decir que faltan detalles. Que la gente los ve, la gente ve más de lo que nos pensamos.

No hay que confundir con eventos medievales y con simples mercados medievales.
Yo creo que si que hay un esfuerzo y lo ves en como se cuidan los detalles de vestuario, equipo, en la creación de campamentos, etc. cuando se participa en esos eventos.

Viendo los grupos recreacionistas que existen hoy en España, uno se da cuenta de que hay mucha “asociación cultural” que da marco legal a grupos que tienen en realidad “pequeñas empresas recreacionistas”… ¿cómo afecta eso al recreacionismo en general?

Es bastante fatal, y no debería. Ahora mismo prácticamente quita prestigio. Me parece a mí que culturalmente no somos buenos comerciantes, ni de nosotros mismos. La gente muchas veces pierde la perspectiva de lo que hace y por qué, en cuanto les brillan los ojillos con los dineros. Dormirse en los laureles, se llama. Hay grupos que cobran su caché, y han llegado tristemente a su nivel de incompetencia. La tentación del espectáculo asombroso es demasiada, y se ven verdaderos horrores que ya no son recreación. Luego se pierde la comunicación. Ese interés por compartir y divulgar, básico en toda investigación, se pierde, está comprobado. En fin, es posible que se pueda aprender del funcionamiento de otros grupos en otros países, pero volvemos a aplicar el lema aquel: “A mí nadie me viene a decir lo que tengo que hacer”. Estamos en bucle.

Todos lo sabemos, todos los conocemos, todos lo comentamos, son una lacra para todos, pero continúan surgiendo y aprovechándose de este tirón.
El tiempo siempre pone a todos en su lugar y desaparecerán pero mientras están, que pasa ¿?. Desacreditan a la recreación y lo más importante es que perjudican a la gente que realmente vive de esto, grupos de animación, músicos etc.


Ya entrando en el terreno de la utopía: Hemos hablado de futuro, de legalidad, de marcos legales… aunque sería deseable porque facilitaría muchas cosas legales como licencias, etc ¿sería posible la creación de una especie de federación (o federaciones) nacional de grupos recreacionistas que los aunase dando un marco legal común o hay demasiado egos en conflicto para ello?

Debería ser posible. ES necesaria. Como Mileduecento, por poner un ejemplo de lo que más aglutina hoy por hoy (El siglo XIII es cuando comienza a conseguirse buena información. Todos caemos en el XIII). Y los egos, al bolsillo. Pero antes tendría que haber una buena cantidad de grupos, y con algo en común. Un deseo de federarse no porque sí, ni por las cuestiones legales, fíjate lo que te digo, si no por el prestigio.

Yo creo que eso es una utopía y que al contrario perjudicaría más que beneficia. No son los mismos intereses y necesidades un grupo de arqueros, que un grupo de esgrima, o de un grupo con armas medievales pesadas o un grupo civil.
Cada uno sabe y debe de saber donde están los riesgos y deben poner los medios para solucionarlos. Bien sea exigir las licencias correspondientes a sus miembros y el manejo de esos equipos y llegado el caso un seguro para el grupo etc.
Si tu vas a recrear un grupo de ballesteros, debes saber la normativa y legislación de esas armas que será necesario que cumpla cada ballestero, preverás los medios de seguridad para evitar posibles accidentes. Un grupo de artesanos un alfarero por que ha de pagar unos seguros que el no necesita para cubrir unas actividades de simulación de batallas etc. No es lógico, al final se quiere cubrir tantas cosas que es imposible. Además de cómo comentas sobre posibles egos de protagonismo.


Para finalizar ¿dónde tiene que acudir la gente para anotarse a “Recreamedievo”?

Pinchen aquí http://elistas.egrupos.net/lista/recreamedievo y habrán llegado. Sean bienvenidos.

Sencillamente entrar en Elistas.net y buscar nuestro foro o directamente en esta web:
http://www.eListas.net/lista/recreamedievo/alta

Entrevistas (y II): German Gregorio – Cuchillos Azote

Otro mes más va a finalizar, y como dije hace algún tiempo: “un mes más… una entrevista más”. Este mes otra persona más (y ya van dos) ha demostrado la amabilidad suficiente como para que le pase un cuestionario con preguntas que me han parecido que pueden tener un cierto interés tanto para el lector asiduo de este blog como para aquellas personas que aparecen esporádicamente ; se trata de Germán Gregorio, creador de unas armas de las que tengo impecables referencias y editor del blog “Cuchillos Azote

Daos una vuelta por su blog (cuando acabéis de leer esto, por supuesto 🙂 ) y allí podréis ver sus magníficos trabajos. Que cunda el ejemplo.

Ferro Veritas – ¿Cómo se llega a tener un taller de forja?¿qué te ha llevado a ello?

La afición a la forja proviene de mi afición a las armas blancas y de querer siempre ir un paso más allá, no conformándome con comprar o adquirir lo que ya existe, sino usar las ideas, o versiones de otras armas, que se me pasaban por la cabeza. Luego, lo de montarse un taller de forja ya es una cuestión de paciencia y de tesón.

¿Qué tipo de acero sueles usar?

Empecé usando acero de reciclaje, principalmente discos de sierra y ballestas de amortiguación (todavía uso este material para forjar cuchillos). Pero cuando empecé con las espadas no podía jugarmela con material usado ya que requiere unas prestaciones mecánicas que sean aptas para el entrenamiento y la recreación, y además hagan prevalecer laseguridad del tirador/recreador, por lo que empecé a comprar acero.

El que más uso actualmente es el acero F144 , usado en la industria para muelles y amortiguadores.

Una pregunta orientada a mis lectores menos avezados en estos temas: ¿tiene algo que envidiar una espada actual a las espadas de época?

Sí y no, me explico: la tecnología de hoy en día permite sacar un tremendo rendimiento al acero, y junto con la inmensidad de aleaciones hoy en día eso nos garantiza el uso de aceros mucho mejores que los usados para espadas de época. Hoy en día hay tremendos artesanos capaz de hacer espadas de tan gran calidad como las de época, pero no son asequibles al público general. Lo que en general nos llega es el mercado del arma de recreación y entrenamiento, que tiene otros requerimientos, tanto mecánicos como económicos, y son éstas espadas las que de alguna manera sí tienen que envidiar a las de antaño.

¿Qué se pide más: adaptar empuñaduras a hojas o espadas “integrales”?

Lo que más se pide son espadas integrales, aunque hago bastantes personalizaciones de espadas tipo Paul Chen y alguna Pavel Moc.

Duelista edición Preboste

La pregunta del millón: ¿cómo distinguir una buena hoja de una mediocre?
A simple vista es prácticamente imposible, la detección pasa por pruebas físicas que en caso de ser una mala hoja la van a deteriorar (flexión, dureza,etc). Se puede decir que se distinguen con el uso, aunque hay algunos detalles que nos pueden dar pistas, como por ejemplo el sitio de compra (en el Corte Inglés nunca te vas a comprar una espada de calidad, por no nombrar otros sitios), los acabados (pulidos a espejo raramente acompañan a espadas de entrenamiento o recreación), etc.

En tu blog se puede ver algo muy interesante (y muchas veces realmente impactante) que son los videos de las pruebas de corte de tus creaciones… ¿en qué elementos te basas para fijar tus criterios de calidad?

Bueno, las pruebas de corte hay que cogerlas con pinzas, y no dejarse impresionar demasiado, que una espada corte una botella de plástico vacia, que un cuchillo corte una lata vacía significa eso, que cortan una lata o una botella.Eso quiere decir que está afilado y tiene un coeficiente de penetración óptimo. Luego, hay que comprobar la dureza y retención de filo (por ejemplo, que tras cortar varias latas sigue cortando como al principio), la flexión capaz de soportar sin que haya deformación plástica, etc

¿A qué fuentes recurres habitualmente para elegir diseños, medidas, formas, etc para tus creaciones?

Normalmente baso mis creaciones para el entrenamiento y la recreación en modelos históricos, un pomo de tal espada en tal museo, una guarda de cual espada en cual cuadro del sXV, etc. Para cuchillos y otro tipo de armas, suelo hacer mis propios diseños desde cero o adaptar a mi gusto o necesidades otras armas que he visto, de otros artesanos o fabricantes.

FalcataSegún tu criterio, qué es lo más complicado cuando alguien pide un arma “personalizada”?

Sin duda cuando te piden replicar algo concreto, copiar un pomo , una guarda o una hoja concreta de otro arma.

“Errar es de humanos, herrar sólo de algunos”… ¿forjar es de?

De alguien con caracter suficiente para modelar una masa de acero a más de 800ºC, y sobre todo con gusto por la artesanía y metal.

El tipo de arma que más te encargan es…

La espada de mano y media y la espada ropera con diferencia del resto de las otras.

El tipo de arma que más te gusta crear es…

Machetes de estilo oriental como el kukri y otros diseños propios, y armas históricas como la falcata. Espadas cortas de corte potente.

En cuanto uno comienza a buscar e internet espadas para la práctica de la esgrima antigua en seguida aparecen muchos nombres conocidos… Albion Swords… Pavel Moc…, pero en realidad hay de todo, buenos y malos, ¿a que nivel se encuentran hoy los artesanos españoles en comparación con el nivel medio de los artesanos extranjeros?

Desgraciadamente, lo que ha funcionado en España en las últimas décadas es la espada decorativa y el souvenir. Hay buenos artesanos, pocos, porque la artesanía no está todavía valorada en España, trabajamos de forma manual, apurando los precios hasta casi lo indecente para competir con productos muy económicos y de buena calidad como los que proviene de Chequia o China.

Flagellum Dei

A forjar, por supuesto, sólo se aprende forjando, pero ¿podrías recomendar algún material a los lectores? (webs, libros… relacionados no sólo con la forja sino también con diseños de espadas, materiales… lo que te parezca interesante).

Una muy buena web, en castellano es www.armasblancas.com.ar, ahí se encuentra de todo, materiales, herramientas necesarias, gente muy versada en todos los campos relacionados con la confección de armas blancas, tutoriales, manuales y libros recomendados. En esa web creo que se resume el mayor conocimiento en castellano de este mundillo.

Si algún lector decide que quiere una de tus armas ¿se dirige a ti a través de tu web o hay algún lugar donde se pueda poner los dientes largos con un catálogo de tus creaciones?

Se puede poner en contacto a través de mi mail, o en la página www.thetimeseller.com , donde mis creaciones etán bajo el sello de Flagellum Dei.


Entrevistas (y I): El Blindado Personal

Tener un blog es en cierto modo como tener una mascotilla en casa, siempre te hace ilusión y a veces reporta orgullo pero te preocupa y da trabajo. Por eso siempre estoy buscando cosas que, sin salirse de la temática del blog, se puedan integrar para añadir interés a los contenidos. En este caso he pensado en una serie de entrevistas de periodicidad aperiódica (aunque cuento que más o menos una al mes) con gente de diversos aspectos de este mundillo nuestro.

Y a la hora de escoger un primer entrevistado la elección para mí fue clara, el autor del blog “El Blindado Personal“, Axil, colega blogero e intercambiador de comentarios en Ferro Veritas. Esta es una imagen reciente de su blog.

El blog tiene como subtítulo: “Las apasionantes aventuras y desafíos que enfrenta el neófito a la hora de fabricar variopintas piezas de armadura“, y esto es lo que nos ofrece en sus contenidos, sus experiencias fabricando sus “variopintas piezas” de forma clara, comprensible para todos y con un toque de humor que ha creado un estilo propio. Es, a mi modo de ver, ese toque de humor junto a la claridad con la que paso a paso explica muchas cuestiones lo que hace de su blog un recurso valioso; no sólo ya para los que quieran aprender a fabricar sus propias piezas sino para saber más sobre los tipos de piezas en si mismas y el trabajo que conllevan.

Pues eso, que como diría alguien que todos conocemos “me llena de orgullo y satisfacción” iniciar esta serie de entrevistas con esta que ahora comienza (he incluido los enlaces a algunos términos y páginas que Axil menciona).

Axil – Me alegra mucho que me hayas invitado esta noche a tu programa, digooo… a tu blog. Vamos con las preguntas.

Ferro Veritas – La primera -e inevitable- pregunta es: ¿porqué?. Quiero decir ¿cual fue el detonante que te llevó a montar tu “taller”?

La historia es larga y aburrida, así que te la voy a contar de todos modos. Todo empezó allá por mediados de los 80. Un grupo de amigos de como 14 añitos ya compartíamos una fuerte afición por Tolkien y la fantasía épica, cuando fuimos a dar con ese legendario episodio de “El gran héroe americano” donde aparecía una partida de rol en vivo.

Por supuesto, fuimos inmediatamente tentados por el demonio, y nos embarcamos en una terrible espiral de nada de sexo, pipas de girasol sin sal, y juegos de rol. Y sé que todo el mundo dice lo mismo, pero lo nuestro sí es verdad: fuimos de los primeros en jugar a rol en España. D&D básico que alguien consiguió que le trajeran de Inglaterra, y dados fabricados en cartulina, porque aún no habían llegado los primeros juegos de dados a la madrileña Naipe.

Tras cosa de una década de entregarnos obsesivamente a estos vicios (de la que salió mi alter ego Axil, que es el nombre de uno de mis personajes), dos cosas estaban claras para todos nosotros:

– Habíamos aprendido un montón de cosas, mayormente inútiles y terriblemente inexactas, sobre el armamento medieval.

– Había que salir de ese sótano mugriento y maloliente y tomar un poco más el aire. Y conocer mujeres, que alguno sólo sabía que existían porque lo había leído.

Y, tras una década de abandono casi completo, un par de supervivientes de aquel núcleo duro empezamos a montar nuevas partidas con otro grupo de amigos. Hace un par de años, intentando documentar a la cabezona de Be. sobre el uso de una lanza a caballo, fui a dar en internet con la página de la AEEA, página a partir de la cual fui explorando un nuevo universo que me resultaba fascinante.

No tardé en dar con la página de Julio del Junco, y en descubrir ¡que se podían hacer prendas de malla de una forma mucho más sencilla de lo que yo pensaba!

Picado por la curiosidad, fabriqué o compré las herramientas mínimas, y me puse a hacer algunas pruebas tontas. Cual fué mi sorpresa al comprobar que el resultado era de lo más aparente. ¡Y con lo torpe que he sido siempre con las manos!

Lanzado ya a hacer malla, y después de encontrar páginas como la de Arador, me empecé a preguntar si podría hacer algo en chapa y que quedara medio bien. El problema con la chapa es que las herramientas mínimas son un número considerable de herramientas, gran parte de las cuales tienes que fabricar o modificar tu mismo. Así que, si te lanzas, lo suyo es lanzarse a lo grande. Como para entonces yo ya estaba obsesionado con el tema, ni corto ni perezoso me lancé a fabricar un spangenhelm, y hasta ahora.

Más “porqués”: ¿Porqué el blog?

Para mi, todo era absolutamente nuevo y fascinante. Estaba entusiasmado con las cosas que iba haciendo, y no paraba de hablar de ello a mis amigos.

Llegó un momento en que me di cuenta de que acababa repitiendo las mismas historias una y otra vez y de que, más importante, a muchos de ellos no les importaba un bledo.

Por aquel entonces, entre los amigos ya había un par de blogs, y pensé que podría ser divertido cambiar el canal de comunicación. Y así, de paso, no me mirarían tan raro mientras les soltaba el rollo.

El caso es que nació, más que nada, orientado a mi grupo de amigos. Un día me dió por hacerle un poco de propaganda en los foros de la AEEA, y desde entonces no dejo de sorprenderme del número de visitas.

Ahora mismo, hay unas cuantas personas de este mundillo que insertan comentarios regularmente en mi blog, y aunque a veces estoy un poco seco de ideas (o de avances que contar) me gusta mantener entradas más o menos periódicas y mantener el contacto con ellos. Sobre todo, con los que, ni son absolutos novatos, ni expertos profesionales. Ese es un nivel en el que hay disponible muy poca información y en el que me encanta compartir experiencias y conocimientos.

Por otro lado, el blog está orientado absolutamente de coña. No quiero meterme en sesudos debates históricos (porque no soy historiador) ni que haya esas broncas que a veces se montan en este ambiente por detalles como “la curvatura de la parte exterior de esa hebilla sólo está documentada a partir del último tercio del SXIII, y TU eres un inútil, un manta, y casi un analfabeto por usarla en una pieza ambientada a finales del segundo tercio del siglo”

Además, todo el mundo en el blog me felicita por mi excelente trabajo; y aunque sea mentira, eso satisface enormemente a mi ego.

¿Practicas la esgrima antigua?

Pues curiosamente no, pero me encantaría. La sala de Tres Cantos me pilla bastante a trasmano, y los horarios de mano y media (que es lo que me gustaría practicar) me vienen bastante mal.

Para rematarlo, siempre que estaba a punto de vencer la pereza y acercarme, ha pasado algo que me ha impedido ir.

Supongo que, al final, conseguiré que me enseñen un par de movimientos básicos; pero vamos, que tampoco espero ser jamás un tirador ni medio bueno.

¿Acudes a eventos recreacionistas?

(…cuando acabe la entrevista, sácame este cuchillo que te has dejado olvidado en mi espalda…)

Poco, muy poco, por no decir que no; más que nada por falta de información: para cuando me entero, ya han pasado. Lo más parecido han sido estas últimas jornadas medievales en Ávila, pero llamar a eso “recreacionista” puede ser un tanto exagerado.

A ver si este año me organizo mejor, completo mi equipo, y me paso por Teruel y Maderuelo. Estoy loco por ir a Maderuelo.

Una actividad como la tuya no solo requiere tiempo (y dinero) sino también algo importante, espacio, tanto en el sentido físico como en el sentido personal: ¿que opinan tus allegados/as sobre tu actividad?

En sentido físico, es menos de lo que puede parecer. Yo me estoy apañando con un cuartito de unos 7 metros cuadrados, y me bajo al garaje cuando tengo que liarme a martillazos para que los vecinos no me hagan piquetes con antorchas en la escalera de casa. (Y que no es “mi garaje”, sino una plaza de garaje más en un segundo sótano donde hay otras diez plazas más)

En el plano personal, efectivamente es un problema casi más difícil de resolver. Son muchas horas del ya de por sí escaso tiempo libre dedicadas a estas cosas.

Afortunadamente, mi chica y yo siempre nos hemos dejado bastante libertad para desarrollar actividades independientes, y eso ayuda. Como además sabe hace tiempo que estoy loco y no tengo arreglo, no intenta luchar contra los elementos. Y eso mismo es aplicable a familiares o amigos: otra más de mis excentricidades, qué le van a hacer.

¿Cómo eres de estricto contigo mismo a la hora de buscar la historicidad en tus creaciones?

Como si tuviera tantas “creaciones” como para generalizar! ¡Si llevo hechas tres cositas!

Por ahora, me conformo con tener claro qué se puede considerar histórico y en qué periodo; y tener claro qué licencias me estoy tomando.

Por ejemplo, los spangenhelm son medio correctos, salvo detalles como la guarnición de cuero, que es absolutamente contemporánea y de la más rancia tradición SCA, pero mucho más útil para hacer ajustes que un relleno fijo; y con unas carrilleras bastante dudosas, pero que permiten atar el yelmo e incluso intentar dar el pego de tardoromano en lugar de SXI a SXIII.

Claro, que el refuerzo del nasal del segundo spangenhelm me lo inventé por completo, y, hasta donde yo sé, ni se parece a nada documentado.

Alguna de las piezas, como los brazales, ni siquiera soy capaz de datarlas en un periodo determinado. En este caso, fueron básicamente ejercicios para ver si era capaz de coser y repujar cuero.

Lo cierto es que, por ahora, no estoy intentando hacer reproducciones de museo, sino piezas que me gusten y, sobre todo, que me permitan aplicar técnicas de las que sólo he leído hasta el momento. Con el tiempo, a lo mejor me da por las piezas históricas hasta el último detalle, o por las piezas de fantasía absolutamente inútiles en un combate real.

Una cosa básica en este tipo de actividad es…

…repetir lo que te ha salido mal, hasta que estés satisfecho con el resultado. Si la curva de la chapa no te convence, tienes que seguir con el martillo el tiempo que haga falta hasta que te guste. Si crees que esa pieza que acabas de cortar con tanto trabajo te ha quedado demasiado estrecha y no vas a poder remacharla bien… vuelve a hacer el patrón y corta una nueva. Es la diferencia entre un acabado medio decente (por muy novato que seas) y una chapuza.

Claro que, de todas formas, nunca estarás satisfecho con el resultado. Alguien puede ver mis yelmos y decir “¡hala, te ha quedado genial!” mientras que yo centro la vista de inmediato en los remaches mal colocados o en las pequeñas marcas que haya podido dejar el martillo.

¿Cuáles son tus fuentes más comunes para buscar diseños?

Básicamente, internet. Entre Arador y The armour archive, es posible encontrar una guía (básica) para casi todo lo que se te ocurra.

Algunos libros son casi imprescindibles, como el “Arms and armor of the medieval knight” (descatalogado, pero disponible vía e-acémila) y el Techniques Of Medieval Armour Reproduction

Luego están los museos. Antes de fabricar las hombreras, tuve una laaarga sesión de documentación por la Real Armería. Yo me acababa dando cabezazos con la parte de atrás de las vitrinas en busca de detalles sobre la articulación; así que el personal del museo que empezó a seguirme me puso nervioso y acabé por irme sin tener nada demasiado claro. ¿Por qué hay tan poca luz en ese sitio?

Aunque las inmensa mayoría de las piezas de la Real Armería son de un periodo histórico que tampoco me interesa demasiado. A la que abra de nuevo el museo del ejército en el Alcazar de Toledo (¿alguien sabe cuándo será eso?) tengo que ir para allá, provisto de cámara de fotos y de un blog de notas.

He visto ya en internet algunos blogs de artesanos para los que has sido un ejemplo, algunos incluso se refieren a ti como “el maestro Axil”… ¿cómo se siente uno con eso?

Esta tiene dos partes:

Respecto a que haya blogs que se inspiren en ºel mío, me encanta. Me deja absolutamente oblongo (más ancho que alto) Significa que a alguien le ha gustado mi blog lo bastante como para querer hacer algo similar.

Lo cierto es que hay gente que está compartiendo conocimientos y experiencias; y que está aportando datos muy interesantes en primera persona sobre temas de los que no es nada fácil encontrar información. Si eso es por inspiración mía ¡pues me hincho como una gallina clueca!

Lo de “el maestro Axil” lo llevo peor, e incluso he dado un toque de atención a alguno que lo usaba en foros demasiado serios para que dejara de hacerlo. Charlando de cachondeo, no es más que una forma de expresión, pero en determinados entornos, es como ser comparado con una serie de excelentes artesanos y profesionales que, claramente, están en un nivel tremendamente superior al mío.

No soy más que un novato en esto; no sería ni aprendiz en un gremio de armeros. Y, desde luego, no llego ni a la suela de los zapatos de gente como Germán “Azote”, Meleagant, Antonio “Piel de lobo”, Julio del Junco,…

¿Qué le recomiendas a la gente que quiera comenzar en este tipo de trabajo artesano?

Paciencia. Mucha paciencia. Más paciencia. No se puede ir con prisas, hay que disfrutar de cada paso del trabajo que se está realizando, y no centrarse en la obtención de la pieza final.

Que se hagan siempre con herramientas de cierta calidad. Lo barato, no sólo sale caro, sino que además salta de su mango y te golpea entre los ojos. Mejor pocas, pero buenas; que muchas y malas.

Y, el que vaya a trabajar chapa, que se haga desde el principio con una buena superficie donde hundirla. Perdón, que se haga con dos, y me envíe a mi una, que todavía estoy buscándola.

Hoy en día hay unos cuantos artesanos de calidad que ponen a la venta las suyas, sobre todo en cuestión de armamento y ropa…¿Te has planteado vender blindaje “Made in Axil”?

Por supuesto que me lo he planteado, pero hay algunos problemas:

– No me considero un “artesano de calidad”.

– Para poder competir con las piezas fabricadas industrialmente, y teniendo en cuenta lo que tardo en fabricar cada pieza, tendría que prácticamente regalar la hora de trabajo. Para eso, ya la regalo del todo y equipo por completo a mis amigos directos.

Eso sí, estoy abierto a proposiciones. Si algún lector de estas líneas siente una repentina e inexplicable admiración por mi trabajo; quiere una pieza muy personalizada a la par que sencilla de hacer; y está dispuesto a pagar una cantidad de dinero ridículamente grande por la misma… ya sabe dónde estoy.

¿Cuál es tu opinión respecto al futuro del recreacionismo y la esgrima antigua en España?

[cynic mode on]

Pues como no somos más que una colonia cultural de El Imperio, aunque con bastantes años de retraso; y en El Imperio es una moda que se ha extendido muchísimo en años recientes… supongo que aquí pasará lo mismo en breve.

Claro que, para El Imperio, todo esto es exótico y lejano, mientras que nosotros cruzamos los ríos por puentes romanos constantemente. Pero eso no nos impedirá darnos con espadas de rattan mientras comemos hamburguesas en el jardín de nuestro adosado, como hacen nuestro ídolos en la metrópoli.

[cynic mode off]

Entre tus preferencias públicas están construir armaduras y los libros del Mundodisco… ¿algún vicio inconfesable que quieras sacar a la luz pública aprovechando la ocasión?

En realidad soy un friki de amplio espectro, un auténtico gafapasta, si no fuera porque las gafas de pasta se rompen con el casco de la moto.

Siempre he sido tecnófilo (aquí donde me veis, tengo un doctorado en informática, en concreto en Inteligencia Artificial) aunque confieso que cada día estoy más desencantado con el tema y comulgo más con Unabomber. Aún así, sigo interesado en temas científico-tecnológicos como la cosmología, la robótica, y, por supuesto, la IA.

A mis años, sigo moviéndome por algunos círculos suburbiales raritos, como garitos punk y grupos de moteros macarras…

Y, por supuesto, las frikadas habituales: ciencia ficción, fantasía épica, juegos de rol, e incluso algún videojuego de vez en cuando (jugad al “Mount & Blade” y ya veréis que adicción)

¿A que huelen las nubes?

Según mi experiencia directa, huelen a humedad, y, sobre todo, a fatalidad y dolor, mucho dolor en tu futuro inmediato. Si estás oliendo una nube, es porque estás en lo alto de una montaña, no ves ni tu mano extendida, y, por lo tanto, tienes muchas papeletas para caer despeñado o esmorrarte contra un árbol. ¡Sunsún, sunsún, sunsún…!

——————————————-