En el fondo seguimos siendo como niños

Aprovechando las vacaciones estoy dedicándome a varias cosas, varias de las cuales tienen que ver con este mundillo.

La cuestión es que el post que tenía pensado para hoy tenía que ver con la obra de George Silver, pero me han llegado los umbos que había pedido a Costumbres Medievales… y como en el fondo para algunas cosas por mucho que crezcamos los mayores seguimos siendo como niños tenía que ponerlo aquí (todo esto me recuerda que aún tengo que poner un post sobre la espada de Meleagant).

¿Y para que quiero un par de umbos? Pues lógicamente para un par de escudos. En realidad tengo planificados cuatro escudos (dos de lágrima y dos redondos). Los redondos van a ser del estilo del que se ve en la siguiente ilustración.

O sea, con agarre central. Para el agarre central se necesita un hueco en el escudo, y para cubrir el hueco en el escudo se necesita un umbo. En un principio pensé en coger un umbo con remaches incluidos, pero luego me decidí por uno que tenía pinta de menos redondeado, porque al ser más elevado con respecto al escudo se adapta un poco mejor a como uso yo el escudo (más información a este respecto en futuros post).

A continuación una fotos del umbo. Primero visto desde arriba.

En la segunda… bueno, en la segunda también está visto desde arriba, pero se vé la forma cóncava en lugar de la convexa.

Y en la tercera se ve en lateral y como lo sujeto con la mano da una buena referencia del tamaño.

Supongo que con esta tercera imagen se comprende mejor lo de que es un poco más alto que si tuviese forma semiesférica.

La semana que viene pondré el post sobre George Silver.

_______________________

.

Anuncios

En estos tiempos que el libro impreso comienza a estar tan denostado…

En estos tiempos que el libro impreso comienza a estar tan denostado derivando en favor de pdf’s y similares (utiles donde los haya, pero que no acaban de ser lo mismo) me ha llegado noticia de este sitio:

Taberna Libraria

Y es que mira, no me puedo permitir comprar todo lo que quisiese comprar de la sección de la Biblioteca Hispánica Cartográfica, pero da gusto saber que si uno quiere (y/o puede) darse el capricho de una cosa así todavía hay gente dispuesta a publicarla.

Wasters de Nylon

La verdad sea dicha siempre he recelado un poco de los “wasters”. Mis experiencias con la madera en ese aspecto nunca han sido buenas, ni cuando era niño y nuestra “esgrima” era muy limitada (básicamente se definía con la frase “vamos a zoscarnos con estos palos”), ni más tarde cuando usaba un bokken, ni ahora cuando he visto, o bien partirse más de una espada de madera con los consiguientes trozos por los aires, o bien la madera astillándose haciendo igual de inútil (e incluso puede que más peligrosa) la espada de madera. Unamos eso a que uno no suele asociar la palabra “nylon” con el armamento y ahí tendremos mi recelo inicial cuando hace un tiempo comencé a oir cuestiones sobre espadas de nylon para la práctica de la esgrima antigua.

Pero como en esta vida de todo tiene uno que informarse fui preguntando a conocidos que ya las habían “catado” para ver el resultado que daban y poco a poco me autoconvencí para comprar un par… y estoy contento de ello. Las “individuas” en cuestión son estas (perdon por la tela verde de fondo, pero es lo más neutro que encontré).

¿Dónde se venden estas espadas? pues en Like Steel Waster, que pese al nombre es un sitio patrio que lleva (como se indica en el inicio de la web) Carlos Negredo de la Sala de Armas el Batallador en Zaragoza.

Ayer (dentro del plazo indicado) me llegaron las espadas y tras toquetearlas, moverlas, agitarlas y probarlas de diversas formas pongo aquí características y mi opinión al respecto:

1.- Visualmente no podemos negar que son un tanto distintas a lo que estamos acostumbrados, más que nada por el color blanco.
2.- El primer agarre inicial da una sensación acusada de ligereza, que sólo puede ser causada por dos motivos: poco peso o buen equilibrio. Aquí la causa es el buen equilibrio (por lo menos para mi gusto). La espada pesa un poco más de 1kg 200 gramos (no voy a decir exáctamente cuanto porque mi pesa no es de las más precisas del mercado), y el punto de equilibrio de la que estuve midiendo se encuentra a 7’2 cm de la cruz. En lo que se refiere a las medidas, están todas muy ajustadas a lo que se indica en la web.

3.- La punta es muy redondeada, lo que unido al ancho de la hoja (que es otra de las cosas que llama la atención en un principio al estar acostumbrados a las espadas de acero) lo convierte, al menos tal y como yo lo veo, en una punta segura. En la foto de abajo se pueden apreciar los bordes del vaciado central para aligerar la hoja.

4.- El material de nylon conforma tanto la hoja como la empuñadura, con lo cual no habrá problemas con que la hoja “baile” (como pasa con algunas de acero que todos conocemos). Los gavilanes están sujetos de manera sencilla pero firme.

5.- La empuñadura tiene una buena longitud, como se puede ver en la siguiente foto, y el pomo (de metal) con forma de pera permite ganar incluso unos centímetros más a la distancia entre ambas manos si se quiere.

6.- El manejo, obviamente depende de cada uno, pero en las técnicas que se probaron las espadas funcionaron muy bien. El deslizamiento es mejor que el de la madera y muchísimo mejor que el de los shinais, y el rebote cuando chocan es muy limitado, no tanto como el del acero pero sí muy cercano.

A continuación incluyo unas fotos de una de las espadas de nylon con una mano y media de Paul Chen colocada encima para realizar comparaciones de forma visual. He escogido ese modelo de espada porque es uno bastante conocido por todos. Las espadas están alineadas a la altura de la cruz.

Y para finalizar, una razón más por la que me gustan estas espadas y que no aparece reflejada en las ventajas que ponen en la web de Like Steel Waster: los que entrenen al aire libre no corren el peligro de escandalizar a los que hay alrededor como lo harían con una de acero.

Entrevistas (y II): German Gregorio – Cuchillos Azote

Otro mes más va a finalizar, y como dije hace algún tiempo: “un mes más… una entrevista más”. Este mes otra persona más (y ya van dos) ha demostrado la amabilidad suficiente como para que le pase un cuestionario con preguntas que me han parecido que pueden tener un cierto interés tanto para el lector asiduo de este blog como para aquellas personas que aparecen esporádicamente ; se trata de Germán Gregorio, creador de unas armas de las que tengo impecables referencias y editor del blog “Cuchillos Azote

Daos una vuelta por su blog (cuando acabéis de leer esto, por supuesto 🙂 ) y allí podréis ver sus magníficos trabajos. Que cunda el ejemplo.

Ferro Veritas – ¿Cómo se llega a tener un taller de forja?¿qué te ha llevado a ello?

La afición a la forja proviene de mi afición a las armas blancas y de querer siempre ir un paso más allá, no conformándome con comprar o adquirir lo que ya existe, sino usar las ideas, o versiones de otras armas, que se me pasaban por la cabeza. Luego, lo de montarse un taller de forja ya es una cuestión de paciencia y de tesón.

¿Qué tipo de acero sueles usar?

Empecé usando acero de reciclaje, principalmente discos de sierra y ballestas de amortiguación (todavía uso este material para forjar cuchillos). Pero cuando empecé con las espadas no podía jugarmela con material usado ya que requiere unas prestaciones mecánicas que sean aptas para el entrenamiento y la recreación, y además hagan prevalecer laseguridad del tirador/recreador, por lo que empecé a comprar acero.

El que más uso actualmente es el acero F144 , usado en la industria para muelles y amortiguadores.

Una pregunta orientada a mis lectores menos avezados en estos temas: ¿tiene algo que envidiar una espada actual a las espadas de época?

Sí y no, me explico: la tecnología de hoy en día permite sacar un tremendo rendimiento al acero, y junto con la inmensidad de aleaciones hoy en día eso nos garantiza el uso de aceros mucho mejores que los usados para espadas de época. Hoy en día hay tremendos artesanos capaz de hacer espadas de tan gran calidad como las de época, pero no son asequibles al público general. Lo que en general nos llega es el mercado del arma de recreación y entrenamiento, que tiene otros requerimientos, tanto mecánicos como económicos, y son éstas espadas las que de alguna manera sí tienen que envidiar a las de antaño.

¿Qué se pide más: adaptar empuñaduras a hojas o espadas “integrales”?

Lo que más se pide son espadas integrales, aunque hago bastantes personalizaciones de espadas tipo Paul Chen y alguna Pavel Moc.

Duelista edición Preboste

La pregunta del millón: ¿cómo distinguir una buena hoja de una mediocre?
A simple vista es prácticamente imposible, la detección pasa por pruebas físicas que en caso de ser una mala hoja la van a deteriorar (flexión, dureza,etc). Se puede decir que se distinguen con el uso, aunque hay algunos detalles que nos pueden dar pistas, como por ejemplo el sitio de compra (en el Corte Inglés nunca te vas a comprar una espada de calidad, por no nombrar otros sitios), los acabados (pulidos a espejo raramente acompañan a espadas de entrenamiento o recreación), etc.

En tu blog se puede ver algo muy interesante (y muchas veces realmente impactante) que son los videos de las pruebas de corte de tus creaciones… ¿en qué elementos te basas para fijar tus criterios de calidad?

Bueno, las pruebas de corte hay que cogerlas con pinzas, y no dejarse impresionar demasiado, que una espada corte una botella de plástico vacia, que un cuchillo corte una lata vacía significa eso, que cortan una lata o una botella.Eso quiere decir que está afilado y tiene un coeficiente de penetración óptimo. Luego, hay que comprobar la dureza y retención de filo (por ejemplo, que tras cortar varias latas sigue cortando como al principio), la flexión capaz de soportar sin que haya deformación plástica, etc

¿A qué fuentes recurres habitualmente para elegir diseños, medidas, formas, etc para tus creaciones?

Normalmente baso mis creaciones para el entrenamiento y la recreación en modelos históricos, un pomo de tal espada en tal museo, una guarda de cual espada en cual cuadro del sXV, etc. Para cuchillos y otro tipo de armas, suelo hacer mis propios diseños desde cero o adaptar a mi gusto o necesidades otras armas que he visto, de otros artesanos o fabricantes.

FalcataSegún tu criterio, qué es lo más complicado cuando alguien pide un arma “personalizada”?

Sin duda cuando te piden replicar algo concreto, copiar un pomo , una guarda o una hoja concreta de otro arma.

“Errar es de humanos, herrar sólo de algunos”… ¿forjar es de?

De alguien con caracter suficiente para modelar una masa de acero a más de 800ºC, y sobre todo con gusto por la artesanía y metal.

El tipo de arma que más te encargan es…

La espada de mano y media y la espada ropera con diferencia del resto de las otras.

El tipo de arma que más te gusta crear es…

Machetes de estilo oriental como el kukri y otros diseños propios, y armas históricas como la falcata. Espadas cortas de corte potente.

En cuanto uno comienza a buscar e internet espadas para la práctica de la esgrima antigua en seguida aparecen muchos nombres conocidos… Albion Swords… Pavel Moc…, pero en realidad hay de todo, buenos y malos, ¿a que nivel se encuentran hoy los artesanos españoles en comparación con el nivel medio de los artesanos extranjeros?

Desgraciadamente, lo que ha funcionado en España en las últimas décadas es la espada decorativa y el souvenir. Hay buenos artesanos, pocos, porque la artesanía no está todavía valorada en España, trabajamos de forma manual, apurando los precios hasta casi lo indecente para competir con productos muy económicos y de buena calidad como los que proviene de Chequia o China.

Flagellum Dei

A forjar, por supuesto, sólo se aprende forjando, pero ¿podrías recomendar algún material a los lectores? (webs, libros… relacionados no sólo con la forja sino también con diseños de espadas, materiales… lo que te parezca interesante).

Una muy buena web, en castellano es www.armasblancas.com.ar, ahí se encuentra de todo, materiales, herramientas necesarias, gente muy versada en todos los campos relacionados con la confección de armas blancas, tutoriales, manuales y libros recomendados. En esa web creo que se resume el mayor conocimiento en castellano de este mundillo.

Si algún lector decide que quiere una de tus armas ¿se dirige a ti a través de tu web o hay algún lugar donde se pueda poner los dientes largos con un catálogo de tus creaciones?

Se puede poner en contacto a través de mi mail, o en la página www.thetimeseller.com , donde mis creaciones etán bajo el sello de Flagellum Dei.


Sword in two hands

Bueno… Chivalry Bookshelf va a sacar en Agosto otro libro con el que “sacarnos los cuartos” :-).

Si se ven las páginas interiores de muestra (pulsar sobre la imagen de la portada para ir la web del libro) se ve mucho color en las páginas interiores. El libro tiene buena pinta y el color es algo que se echa de menos en este tipo de libros (aquí habla mi parte que le gustan los libros bien hechos y vistosos), pero quizás un poco menos de color “innecesario” hubiese abaratado el libro (aquí habla mi parte monetaria).

Pues nada, aquí pongo la portada. Pulsando aquí se va a la página del libro donde se pueden ver unas páginas de ejemplo.

SITH

.

Entrenamiento con Daga

Desde que escribí la entrada sobre el entrenamiento con daga me han llegado varios correos electrónicos al respecto. Últimamente no estoy teniendo mucho tiempo para contestar el correo electrónico, pero lo iré haciendo. De todos modos aprovecho la coyuntura para realizar una pequeña entrada en el blog sobre cuestiones que la gente me ha planteado.

1.- El documento que he puesto es obviamente una ayuda para la práctica del entrenamiento con daga, pero no es un manual de autoentrenamiento.  Hay unos cuantos conceptos que dejar claros, movimientos, pasos, etc que no están incluidos en ese documento.

2.- Es necesario entrenar con otra persona.

3.- El manejo de la daga medieval no es comparable al de una navaja actual. Cuestiones como el tamaño y los filos hacen que el sistema de combate “varíe un tanto”.

4.- No es buena idea entrenar con cuchillos de los que tenemos en casa. En realidad, para entrenar yo no recomendaría entrenar con metal (al menos no durante un buen tiempo hasta que se tenga la técnica bien cogida).

A este respecto debo decir que existen dagas de entrenamiento para este menester. Las mías las adquirí en Revival.us. No tengo una cámara digital cerca de modo que las fotos que hay las he realizado a toda prisa con la cámara del móvil y las he reducido un poco.

dosdagasgoma.jpg

 Son dagas de goma, que además para mayor seguridad tienen la típica bola (también de goma y en la misma pieza que el resto de la daga) en la punta.

dagagomadoblada.jpg

 Como se puede ver, la “hoja” de la daga dobla perfectamente (y sin realizar presión en demasía). Esto hace que aunque no estés muy hábil en por ejemplo, una detención, no vas a llevarte un puntazo por parte de tu adversario (que el mental aunque tenga la punta recubierta de goma siempre da unos puntazos muy sabrosos). Los golpes apenas se notan.

 Para los que estén interesados en entrenar con daga esta compra es algo que deberían tener en cuenta.

Agradable sorpresa

Aprovecho y con esta entrada inauguro la Categoría “De tiendas”, también le añadiré la categoría a algún par de entradas anteriores. En esta categoría iré dando opiniones (directas) sobre mis futuras “experiencias monetarias” en materiales de esgrima antigua y recreación. Este blog nació con el afán de servir de apoyo a los que quisieran información sobre esgrima antigua y recreación;  y donde se gasta el dinero me parece precisamente un tipo de información muy útil. De todos modos, en esta sección del blog se puede ver un listado de tiendas y armeros.

Hoy he ido a la oficina de Correos a recoger un regalo para mi pareja, que había encargado a la tienda La Costurera Valiente, de la que tenía buenas referencias.

La descripción es “Puñal Vikingo SAX”. Esta es la foto del artilugio que tienen en la web:

screen.jpg

Es chulo, hay que reconocerlo. Todavía tengo que comprobar la historicidad del diseño, pero no se puede negar que es chulo (y sé que a ella le gusta que es lo importante). Pensé: “Trae la funda de supuesto cuero, de modo que aunque no sea tal y como parece tampoco es tan caro”.

Pues es mejor de lo que parece en la foto. No tengo ninguna queja al respecto.

El envío venía embalado de forma impecable. Arma y funda por separado y con varias capas de “protecciones”.

El arma venía (después de quitar capas de cartón y plástico de burbujas) tal y como véis en la fotografía siguiente:

 

El brillo que se ve de vez en cuando en un protector plástico que recubre todo el arma para evitar manchas, ya que la hoja viene recubierta de aceite. Asímismo la punta trae un protector para evitar pinchazos “innecesarios”.

Datos del arma: 49 cm de longitud total / 30, 5 cm de hoja / casi 1 kilo de peso.

Y es que ni en la foto de la web, ni en la de arriba se toma conciencia del tamaño del arma, de modo que pongo esta otra con un bolígrafo al lado para que se vea la proporción.

Ahora ya nos hacemos una idea mejor. No es que sea un arma exagerádamente grande, pero he querido ponerlo porque, como dije arriba, es la única forma de hacerse una idea de su tamaño.

La funda no es “casi cuero”, es cuero-cuero. Y con un aspecto también un poco mejor que el que tiene en la foto de la web. Pongo fotos por los dos lados para que se pueda ver el cosido y el trabajo en las cintas.

  

  

Pues nada más. Probablemente en un par de semanas les pida un broquel y ya comentaré que tal, que broqueles baratos como los que tienen, si son buenos, son algo que es muy interesante para los que practicamos esgrima antigua.