Armas y estilos (y II): La Daga

Como había dicho en el post anterior de esta serie, creo que la cuestión de la daga merece especial atención.

Según yo lo veo, el estudio de la daga está en un lugar bajo en la escala de preferencias de estudio del armamento medieval -al menos aquí en España-. Y no me refiero con esto al estudio físico del arma: tenemos una gran profusión de libros ilustrados con magníficas fotos de armas cortas blancas de época. Me refiero al estudio de las técnicas de combate.

Ya sea porque no se encuentra demasiada literatura “moderna” al respecto, por falta de atractivo, o sencillamente por inercia, la especialización en armamento de esgrima antigua que mencionábamos en el artículo anterior de esta serie ha dejado bastante de lado a la daga.

¿Es esto justo?

En otras asociaciones extranjeras la daga forma parte del currículum básico de estudio de las Artes Marciales Europeas (vease por ejemplo la AEMMA) mientras que aquí, salvo contadas excepciones, no se considera la daga como “parte del currículum” sino como algo a mayores. En realidad, en lo que más se dedica tiempo y espacio a la daga es en su papel como complemento de la espada ropera.

¿Es esto lógico?

Pues no, mira. Ni justo ni lógico. Aparte de los sempieternos argumentos de tiempo y posibilidades, he escuchado recientemente el argumento de que se tiende a estudiar armas más militares. Pues vaya, pues no, por ahí si que no paso. La daga ha sido un arma tanto militar como civil ha lo largo de toda la historia. Nadie puede discutir eso.

Por otro lado, si buscamos estudiar y recrear los estilos de combate de la antigüedad de forma fidedigna no deberíamos centrarnos en el estudio de unas armas concretas y deberíamos procurar tener un conocimiento de, aunque solamente sea, las técnicas básicas de las armas  más comunes. Y la daga es, desde luego, la más común de las armas del medievo. Eso no lo demuestra tan solo el que aparezca tratada en los Códices y Tratados de combate de la época con tantos (y a veces más)apartados/técnicas/ilustraciónes dedicados a ella que a otras armas; sino que nos lo indica también la lógica: ¿Cuanta gente de la época medieval podía permitirse una espada y cuanta podía permitirse llevar una daga/cuchillo? Obviamente la daga/cuchillo era un arma mayoritaria mucho más común. Si queremos estudiar los combates y la forma de combatir y matar de la época la daga no debe ser pasada por alto.

¿Entonces, porqué esa “atención reducida”? Podríamos pensar que la cantidad de fuentes de la época es más reducida: No es así, en prácticamente la totalidad de las fuentes de las que extraemos datos para el estudio de la espada también podemos encontrar datos para el estudio de la daga. Yo me inclino por las siguientes causas:

  • Es un arma menos llamativa: Puede ser todo lo hermosa (físicamente) que quiera, pero carece, por lo general, en la mente moderna del glamour de la espada. Una daga es, al fin y al cabo, un cuchillo; y todos vemos y tenemos en las manos cuchillos, cortamos pan con ellos, limpiamos las escamas del pescado, etc, etc. Un cuchillo es un objeto cotidiano. Una espada no.
  • El estudio del combate con daga requiere un combate con mayor componente de cuerpo a cuerpo: Reconozcámoslo, el combate cuerpo a cuerpo no es del gusto de todo el mundo. La esgrima ofrece la posibilidad de combate a una cierta distancia (al menos la distancia del acero) y esa “distancia” es algo que a cierta gente le gusta y no es del gusto del cuerpo a cuerpo (algún caso conozco).
  • El estudio de combate con daga se puede asociar al combate con cuchillos y navajas modernos -a grandes rasgos- y eso no es algo que tenga buena publicidad.
  • Existe una relativa escasez de material moderno de interpretación de las secciones de daga de los antiguos tratados.

 Por supuesto se puede estar más o menos de acuerdo con estas causas, y desde luego estas no son las únicas. Alguna no tiene solución por ser demasiado dependiente de razones subjetivas, otras sí. Yo, por ejemplo, que disto mucho de ser un gran estudioso tengo un par de documentos míos sobre las técnicas de daga; y del mismo modo que yo hay gente que también trabaja en lo mismo, o en las técnicas de martillo, o de maza, o de pico… Esos documentos que la gente realiza probablemente nunca vean más luz pública que la correspondiente al entorno de “los amiguetes”, con lo cual se pierden con toda seguridad cosas interesantes que a los que sabemos menos de esos temas nos interesaría leer. Quizás esté llegando el momento de que la Esgrima Antigua y el Recreacionismo español den un impulso en su, por ahora, breve periplo y se comenzase a buscar posibilidades de publicación de material creado en territorio patrio en vez de recurrir al que se pueda encontrar en editoriales extranjeras o en docuentos “más amateur” de asociaciones, también extranjeras, que se pueden encontrar en internet.

 No quiero decir con esto que no se produzca material, sino que su disponibilidad aunque alta no es clara… pero bueno… esto queda para el tercer artículo de la serie.

Anuncios

2 comentarios

  1. hola amigo/os

    me llamo jose y escribo desde palma de mallorca, baleares, soy un entusiasta de las armas blancas, practico eskrima filipina, tolete canario, y todas las artes marciales que pueda, pero en especial me encantan las que utilicen las armas de filo.
    me encantaria encontra algun maestro, instructor , practicante, de artes marciales españolas que utilicen las armas blancas sobre todo la daga.
    tengo entendido que en andalucia se practica algun estilo de navaja, esto es cieto?
    donde puedeo encontrar tratados, libros que hablen en castellano sobre el combate de daga en su defecto de cuchillos que se utilizan en españa, mi telefono 607245651. un gran saludo

  2. No se si se refiere a la supuesta “Escuela de Navaja Sevillana”. Si es así, mis noticias son que la veracidad de esa ¿escuela? es muy, muy baja. De todos modos si eso es lo que busca puede buscar el libro de Loriega llamado “Sevillian Steel” (creo que ya está traducido al castellano). Sin embargo ya le digo, personalmente no le doy demasiado crédito (por decirlo de alguna forma).

    Libros exclusivos sobre daga medieval (que es lo que aquí tratamos) en castellano me temo que no. En la sección de libros puede encontrar uno en inglés de paladin press. En la web de esa editorial puede encontrar libros sobre combate moderno con cuchillos de combate. Buscando por los autores puede mirar en la base de datos del ISBN si ya están traducidos al castellano.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: